Kevin Fowler - Bring It On (2007)

Pin it
Kevin Fowler - Bring It On (2007) - 3.4 out of 5 based on 7 votes

Ratio: 3 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

Como uno de los abanderados de la nueva generación de intérpretes texanos aparecida en el siglo XXI el inicial éxito de Kevin Fowler en su estado natal acabó llevándolo hacia los estudios de Nahsville, aunque fuera para firmar con Equity, la discográfica independiente fundada por Clint Black. Bring It On sería su segundo trabajo para la compañía, tras Loose, Loud & Crazy editado en 2004… y último cuando en 2008 ésta se vio abocada al cierre por problemas financieros.

Aunque trabaje con una independiente es apreciable un cierto pulimento Nahsville en el disco de Fowler. Pero las señas de identidad de su música, Honky Tonk de ascendencia Outlaw con no poca actitud rockera, siguen presentes. Centrándose en temas festivos dedicados al disfrute de la vida, lanzando mensajes con los que es tan fácil identificarse como ponerse a corearlos en una fiesta o en alguno de los dinámicos conciertos del de Amarillo, Texas (“Feels Good Don’t It”, “Bring It On”…).

Música sencilla con pocas pretensiones más que pasárselo tan bien interpretándola como escuchándola. Letras con mucho humor y no poco sarcasmo, un campo en el que Kevin Fowler se ha convertido en un maestro… Quién no está saturado de continuos mensajes sobre lo que se supone que no es bueno para la salud, pero que curiosamente coincide con lo que más te gusta. Orgulloso Fowler proclama que no renunciemos a los pequeños placeres de la vida porque “Ain’t Dead Yet” (todavía no estamos muertos).

No faltan homenajes a los grandes: Hank Williams con “I Pulled a Hank Last Night”, evitando sentimentalismos mientras nos canta sobre excesos alcohólicos, y George Jones, quien pone su voz en “Me and the Boys” para repasar una lista de etiquetas de bebidas de alta graduación con nombre masculino, los habituales compañeros de parranda que han marcado sus vidas.

Incluso en el único tema romántico, “Best Mistake I Ever Made”, evita ponerse demasiado serio cuando el amor de su vida es consecuencia de una noche salvaje en Las Vegas y la conclusión es que “sólo porque se supone que no está bien, no significa que no debamos hacerlo”.

En resumen, Bring It On resulta un disco divertido, animado y fácil de escuchar. Perfecto para desconectar de los problemas de todos los días y dejarse llevar pegándole una patada en la entrepierna a la rutina.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Ultimos comentarios