Jason Meadows - You Ain't Never Been to Texas (2010)

Pin it
Jason Meadows - You Ain't Never Been to Texas (2010) - 3.4 out of 5 based on 5 votes

Ratio: 3 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Con una portada de presentación extremadamente country, con dos de los elementos más comunes y recurrentes del imaginario western -un vaquero sosteniendo una calavera de Longhorn- todo nos hace presagiar que el contenido  va a estar a la altura de su envoltorio, y efectivamente así es, no solo esta a la altura, sino que lo supera con creces.

Jason Meadows tenía dos grandes pasiones ya desde niño, y ambas han marcado su trayectoria vital hasta el día de hoy, la música country y los Rodeos han sito su principal leitmotiv, el combustible necesario para seguir adelante en el reto que es la vida.

Nativo de Oklahoma, ya de joven repartía su tiempo entre los trabajos en el rancho familiar, los rodeos y componer música country. Con dos trabajos en el mercado 100 % Cowboy, y este otro que comento, en ambos se resume a la perfección la vida de un cowboy, trabajo duro, pocas tonterías, rectitud y austeridad, “lo que ves es lo que hay”, un tipo que se ha hecho a si mismo trabajando duro, aire fresco, mucho sol, y gran cantidad de polvo en las botas (y a veces en la boca, cuando el toro que intenta montar le hace morder el polvo).  

Editado por el sello Rosalito Records, y habiendo  firmado la mitad de los temas, Jason focaliza toda su energia en hacer el tipo de country en el que se siente más cómodo, en el que ha crecido y amado desde su juventud, sin olvidar sus raices mas tradicionales. Con sólo siete temas, una producción exquisita y una voz hecha para el country, Jason logra hacerte creer que no todo está perdido, que entre la gran maraña de Impíos que se arrastran por la Babilonia del Country, todavía puede encontrarse un hombre Justo, y sin ninguna duda ese es él.

Que el disco es demasiado corto, pues mejor, nos consolaremos pensando que nos hemos ahorrado las canciones malas, que son las que faltan, ya que el resto no tiene desperdicio.

El arranque es contundente, “I Feel A Sin Comin' On”, las necesidades humanas que experimenta un vaquero recien llegado a la ciudad, que lucha contra sus pulsiones libidinosas, cual lúbrico crónico con las hormonas a punto de explotar, y que lleva demasiado tiempo en el dique seco, “he estado trabajando como un perro, con la nariz en el suelo, y si no logro quitarme estas cadenas me voy a volver loco, llevo demasiado tiempo fuera de circulación y el Diablo me está mirando; me encuentro como un chiquillo desamparado mientras leo mi nombre en los Neones luminosos, me fijo en las mujeres hermosas y las sigo como una polilla a la llama, y el perfume que despiden lo hace aún más duro, ya no sé qué esta bien o mal, me siento caer y el diablo toma el control, Señor, ten piedad de mi Alma porque estoy sintiendo como me llega el pecado”. Las cosas parecen calmarse con “Go Back There Again”, y definitivamente retorna al redil para volver a ser un 'chico bueno' en “Just What I Want”, y tener las aspiraciones sanas que tiene cualquier vaquero, una mujer a su lado para crear una familia, y una vez encontrada procurar que ese amor sea para siempre (gran aspiración humana), como queda de manifiesto en la estupenda “(If You) Love Long Enough“, y llegados a este punto y después de haber logrado construirse un ranchito en Texas junto al amor de su vida, y mirado con la sencilla filosofía de un vaquero, el  temazo “You Ain't Never Been to Texas“ lo dice todo, “estoy viendo a un tío de California en la TV, hablando de donde venimos y de que la razón de que estemos aquí es puramente un mero accidente evolutivo, le doy un sorbo a mi café, sentado en el porche de mi rancho, miro al cielo y a mi caballo pastando en el prado, y pienso: Este tío no debe haber visto nunca uno de nuestros atardeceres, un cactus floreciendo, la paleta de colores en primavera, ni a un coyote aullando a la luz de la Luna, ni a los potros recortándose al amanecer; y muchas veces lo pienso, alguien tiene que haber hecho todo esto y es lo único que tiene sentido, porque si no crees en Dios, es que nunca has estado en Texas."

Pero no todo es bucólico, ya que a nuestro vaquero también le toca saborear la hiel de una relación rota y acaba quedándose solo, alimentándose de sus recuerdos  en “Livin' Alone”.

Sin lugar a dudas, se trata de un disco sólido como una piedra, con varias muy buenas canciones, interpretado con total solvencia y con decenas de momentos especiales que demuestran absolutamente que Jason Meadows es un artista grande de verdad, y que ha venido para quedarse y seguir brindándonos trabajos de gran altura dentro del género y de paso demostrando  a alguna de las 'vacas sagradas', que aún se puede hacer COUNTRY  con mayúsculas. Este disco es como un orgasmo, breve pero intenso.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Comentarios  

0 #6 marivis 16-10-2013 15:18
Ayyy Gentry...¡qué cosas nos dices!!! jaja
0 #5 Gentry 15-10-2013 08:53
....ese final...pues eso, ...que cada cual saque sus propias conclusiones... y si encuentra algo mejor con que comparar... 8) :-*
0 #4 Montgomery 15-10-2013 02:25
Como dice Marivis. " ...ese final..." Yo ha ese final no acabo de pillarle el puntillo. Supongo que tendré que escuchar más veces el disco. :roll:
0 #3 marivis 14-10-2013 18:19
Gentry... ese final...jeje... Lo primero, no os lo vais a creer pero un día "pululando" x youtube vi esa imagen, la de la portada y dijje huys voy a ver quien es pero se fue internet perdí la página y no llegué a leer el nombre y jo cuando la he visto... aysss qué cosas!!.
Bueno peazo recomendación, me lo quedo :-* como su primer trabajo 100% Country... desde ya le hacemos seguimiento... :-*
0 #2 Montgomery 14-10-2013 00:52
Excelente recomendación y un comentario muy didáctico. Es de los que gustan desde la primera vez que los escuchas. :roll:
0 #1 Rebel Yell 13-10-2013 16:12
Suena muy bien... y el comentario tan ameno y descriptivo como siempre. Gracias!! 8)

Novedades en el foro

Ultimos comentarios