Tommy Collins - This Is Tommy Collins / Words and Music Country Style (1959-1957/2011)

Pin it
Tommy Collins - This Is Tommy Collins / Words and Music Country Style (1959-1957/2011) - 4.7 out of 5 based on 7 votes

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

En 2011 Cherry Red Records puso en el mercado una interesantísima reedición en CD incluyendo los que fueron los dos primeros LPs del pionero del Bakersfield Sound Tommy Collins, añadiendo seis temas extras y acompañados de unas notas a cargo de Dave Henderson tan ilustrativas, completas e inmejorables que me he decidido a traducirlas a continuación:

Un primer vistazo a las posiciones en las listas de éxitos logradas por Tommy Collins puede hacer pensar que su inicial contacto con el éxito, merced al número dos en listas de Country “You Better Not Do That” en 1954, fue la cumbre de su carrera. Collins era parte de la escena musical de Bakersfield que lanzó las carreras de Buck Owens y Merle Haggard en los sesenta, una escena que es señalada como una reacción a la domesticada música Country que por entonces ofrecía Nashville.

La atrevida insinuación de “You Better Not Do That” tipificaba su estilo. Un Country llano que decía las cosas tal y como eran en pequeñas historias y frases que se podían escuchar o aplicar en cualquier bar o en situaciones domésticas. El amor para Collins, que escribía todo su material y firmaría éxitos para figuras desde Faron Young a George Strait, no era una cosa blanda y sentimental, era principalmente alegre y descarado, animado y libidinoso cuando era necesario.

Su álbum de 1959 This Is Tommy Collins reunía algunos de sus singles de principios de los cincuenta. Los más atemperados “How Do I Say Goodbye” y “High On a Hilltop”, se mantenían en línea con el tradicional deje melancólico del Country. Pero es en cortes como el franco y con la guitarra ganando protagonismo “I’ll Be Gone”, por ejemplo, donde Collins captura su propio estilo de irreverente consejero sentimental de la clase trabajadora de EEUU de finales de los cincuenta.

De hecho es el papel asumido por las guitarras el que mantiene el carácter alegre de esas canciones. Junto a su interacción con la voz en temas como “It Tickles” (una oda a un creciente bigote), y la natural interpretación de Collins en todos ellos es lo que hace que estas canciones sean tan pegadizas. Comparar asuntos cotidianos como ir de pesca y el matrimonio en “You Gotta Have a License” tenía sentido, trataban temas de actualidad y eran perfectos éxitos para la radio. Eran canciones irónicas, bromas bien traídas sobre sucesos de la vida real. Dicho esto, Collins también podía salirse de pista permitiendo que la melodía y las rimas sin sentido dominaran en canciones como “Boob-I-Lak” y “Love A-Me S’il Vous Plais” donde su francés de principiante mantiene el ritmo.

Las doce canciones de This Is Tommy Collins eran el perfecto combustible para los largos trayectos de los camioneros o para el habitual de barras de bar que escuchaba una ‘jukebox’ y se reía de las ocurrencias de Collins. Las canciones 13 a 23 de este disco fueron originalmente editadas como Words and Music Country Style en 1957, que incluía las mismas versiones de “Smooth Sailin’” y “How Do I Say Goodbye” que ya hemos escuchado, así es que también lo tenemos íntegro. Los últimos seis cortes están extraídos de la colección de canciones religiosas de 1958 Ligth of the Lord, una desviación para Collins pero una tradición Country que se estableció a finales de los cincuenta y que le permitió mostrar una interpretación más tierna y seria.

Words and Music Country Style está menos centrado que This Is Tommy Collins incluyendo canciones más lentas y más al estilo de la antigua escuela del Country, precursoras de Ligth of the Lord, especialmente “A Man We All Ought to Know”, “Are You Ready to Go”, “Upon this Rock” y “the Feet of the Traveler”. Compartiendo espacio con más historias irreverentes como “All the Monkeys Ain’t in the Zoo” y “Think it Over Boys”, típicas canciones de Collins que serían sinónimos de sus posteriores composiciones. Dicho esto, “I’ll Always Speak Well of You” y “I Think of You Yet” tienen su propio tono que satisfará al aficionado al Country sentimental.

Mientras un par de las canciones religiosas de Words and Music Country Style intentan unir la tendencia alegre de Collins con los valores tradicionales, los cortes que cierran esta colección provenientes de Ligth of the Lord , especialmente “Softly and Tenderly Jesus Is Calling” y “Where Could I Go But to the Lord” parece que las haya grabado un Collins angustiado en plena ceremonia religiosa.

A finales de los cincuenta los artistas eran capaces de pasearse por una amplia variedad de música entre lo sagrado y el Country con sabor a Honky Tonk, pero es la franqueza y el encanto de This Is Tommy Collins donde mejor se ilustra la habilidad de este héroe no reconocido para capturar situaciones de la vida real con frases y expresiones que tocaban la fibra sensible de la clase trabajadora. Un talento que tristemente parece haber desaparecido en el tiempo presente.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Novedades en el foro

Ultimos comentarios